El verdadero conde Dracula

 

 

VER EL DOCUMENTAL

 The image “http://1.bp.blogspot.com/_DY-XjFSHXtw/RnTrOjGcUzI/AAAAAAAAAD8/fKsXQzGghk0/s200/CINE-EXIN.gif” cannot be displayed, because it contains errors.

Vlad III de Valaquia, también conocido como Vlad Ţepeş o Vlad el Empalador. Príncipe de Valaquia, hoy parte de Rumania, nació en 1431 en Sighişoara, Transilvania, siendo muerto en batalla en diciembre de 1476.
Sus ancestros se contaban entre los más altos de la aristocracia rumana e incluía a su abuelo Mircea el Grande, aliado del príncipe de Luxemburgo para detener a los invasores turcos. Su padre, también llamado Vlad, fue educado como noble en la corte de Segismundo de Luxemburgo, donde fue inducido en la Orden del Dragón. Este honor le valió su nombre Drac, Dragón en rumano; de ahí su apellido Draculea (hijo de Drac). Dado que en la mitología rumana no existían los dragones, por analogía fonética pasó a ser conocido como "Dracul", diablo o demonio en rumano por su acrecentada fama de Gobernante brutal y sanguinario, convirtiéndose en el más temido de todos los gobernantes de la Europa Oriental del siglo XV.
Rehén de los invasores otomanos hasta los diecisiete años de edad, consiguió reinar en Valaquia durante un corto período de tiempo del cual fue depuesto. Es en 1456, tras la Batalla de Belgrado, donde ascendió de nuevo al trono, tras matar a su contrincante Vladislav II, ya no lo abandonó hasta 1462.
Permaneció en el exilio hasta 1474, momento en que se lanzó de nuevo a la batalla para recuperar su trono, lo que conseguiría en 1476. Sin embargo, en diciembre de ese mismo año, caería luchando contra los turcos, rodeado de su leal Guardia Moldava.