En Iran diagnostican "transexuales"

Las relaciones homosexuales están prohibidos en Irán, pero el país permite que las operaciones de cambio de sexo y cientos de hombres han elegido para la cirugía para cambiar sus vidas. 
Los cambios de sexo han sido legales en Irán desde el Ayatola Khomeini, el líder espiritual de la revolución islámica de 1979, aprobó una "fatwa" - un edicto religioso - que autoriza para "los transexuales diagnosticados" hace 25 años.  Hoy, Irán lleva a cabo más operaciones de cambio de sexo que cualquier otra nación del mundo con excepción de Tailandia.

    

  El gobierno prevé incluso financiar hasta la mitad del costo, para las personas que necesitan ayuda financiera y un cambio de sexo es reconocido en su certificado de nacimiento.

   "El Islam tiene cura para las personas que sufren de este problema. Si quieren cambiar su género, el camino está abierto", dice Hojatol Islam Muhammad Kariminia Mehdi, el clérigo religioso responsable de reasignación de género.

     Sin embargo, la homosexualidad sigue siendo penada con la muerte.  "Los homosexuales están haciendo algo contra natura y contra la religión", dice Kariminia. 
    El cirujano Mir-Jalali, es el principal especialista en cirugía de cambio de sexo. 



Afirma haber realizado más de 450 operaciones en los últimos 12 años.  Muchos de sus pacientes tienen dificultades para averiguar qué hacer porque no encajan en la norma. Consideran que el Dr Mir-Jalali como un salvador.  ""Transexuales sienten que su cuerpo no coincide con cómo se sienten," dice.  "Todo lo que usted hace, psiquiatras, pastillas, cárcel, castigo, nada ayuda".  "Ser diagnosticado como transexual es una condición médica, no una cuestión moral" .

 

   Milad da gracias a Alá cinco veces al día, y al hacerlo, siempre eleva una plegaria especial al desaparecido ayatolá Jomeini, "sin quien todos los transexuales tendrían que marcharse de Irán. Fue el primero en dictar una fatwa [ley] que autorizaba a hombres y mujeres a cambiar de sexo", recuerda.  Hoy en día, más de 15 años después de la muerte de Jomeini, y debido al increíble fallo de este clérigo, la población de transexuales de Irán es una de las mayores del mundo, y la fatwa misma ha pasado a ser una leyenda. "Un estudiante de teología me dijo que el clérigo emitió su veredicto después de conocer a una pareja que había dejado de experimentar placer. Jomeini les aconsejó que cambiaran de sexo y, una vez que la mujer se hubiera convertido en hombre y el hombre en mujer, que volvieran a casarse", afirma Manhaz Javaheri, de 42 años, madre de Athena, una mujer de 20 años que, tal como ella misma dice, "necesitaba librarse de su cuerpo de hombre".

 

 

Musulmana practicante, Mahnaz afirma que si los tres imames con los que consultó no hubieran dado su autorización, nunca habría permitido que su hijo se convirtiera en Athena, "aunque ello significara empujarle al suicidio".  

Según algunos transexuales, su estatus legal en la sociedad ha hecho que muchos gays iraníes soliciten autorización para un cambio de sexo, lo que, de serles concedido, les permite continuar sus relaciones sin temor a ser arrestados.


Pero el reconocimiento legal no es lo mismo que la aceptación social. Los transexuales de Irán no sólo siguen sufriendo ostracismo, sino también agresiones físicas. Por cada Milad y Athena, felizmente integrados en la sociedad, hay mujeres y hombres que deben ocultar su recién adquirida identidad bajo un traje o un chador.

 


 

 


 

ESTA PAGINA ESTA EN CONTRA DEL USO DE LAS DROGAS

 

         Maradona              J.Alberto

HAZ COMO ELLOS